No es que nos guste ser pesados, es que no nos podemos cansar de repetir que cada mes en la Catedral de la Almudena de Madrid vemos a Dios en acción.

El sábado pasado, 7 de marzo, celebramos el segundo encuentro mensual «Los Sábados en la Catedral» y fue otra explosión de gracia. Tuvimos que vaciar la cesta de las peticiones más que una vez porque el flujo de gente era ininterrumpido.

 

 

Y los encuentros más bonitos que tuvimos fuera de la capilla con personas de Kansas, Arabistán, Polonia, Portugal – entre las procedencias que nos recordamos – y que dejaron sus testimonios de la experiencia en la libreta que ofreceremos al Dicasterio para los Laicos, para dar fe de las maravillas que cumple el Señor a través de una sencilla invitación a acercarse a Él presente en la adoración eucarísticas.

 

Gracias a los amigos madrileños que nos acompañan en este servicio, a los de Valencia que han subido para apoyarlo y a D. Alberto que, con su presencia bondadosa y paciente, ofrece a todos los transeúntes la posibilidad de confesarse y  abrir su corazón a la misericordia infinita de Dios.

¡Hasta el próximo mes, 4 de abril!

X